Legislación sobre hacer fotos en lugares públicos

Realizar fotografías en lugares públicos es algo que puede traer serias consecuencias, ya que se trata de un asunto regulado por la legislación actual. De hecho, hay que tener mucho cuidado a la hora de utilizar fotografías en las que aparecen personas para difundiras por cualquier medio, como televisión, Internet, redes sociales…

Según aparece regulado en la legislación vigente, no está permitido captar, publicar ni reproducir de manera pública las imágenes (tanto en vídeo como en fotografía) de personas particulares en ámbitos de su vida privada. Eso sí, hay que diferenciar las personas anónimas, a las que no se pueden hacer fotos y difundirlas sin su permiso, a no ser que se encuentren en un acto público o formando parte de él. Por ejemplo, si una persona está en una manifestación en la calle, es posible que aparezca en vídeos o fotos de la misma.

Por otro lado, las personas públicas, como actores, miembros de la casa real, políticos y todos lo que tienen una importante repercusión a nivel social, deben atenerse a otras normas. De hecho, realizar fotos o vídeos de personas públicas en lugares que no sean privados y siempre que exista un interés social o colectivo por las mismas, estaría permitido. Así, no habría problema en hacer una fotografía a un actor que esté paseando por la calle, pero sí en el caso de que se le haga una fotografía desde la calle, pero del interior de su casa.

Por supuesto, el tema del honor siempre hay que tener en cuenta que es fundamental no violar el derecho al honor y a la intimidad de las personas, ya sean públicas o anónimas. En este sentido, se ha llevado a los tribunales a muchos fotógrafos de famosos, puesto que han tomado fotos que, según los implicados, atentaban contra su honor. El resultado, en muchos casos, acaba dando la razón a los personajes fotografiados, y es que el derecho a la intimidad suele prevalecer sobre lo demás.

Mención aparte merece el caso de los niños, ya sean hijos de famosos o de anónimos. En este caso, es importante proteger su intimidad, puesto que son menores de edad y por ello, cuando aparecen sus imágenes en fotos de revistas o en televisión, normalmente se pixelan sus caras para que no sean reconocibles.

No hay duda de que el tema de las fotografías en lugares públicos es de lo más controvertido. Por eso, antes de realizar ningún tipo de foto o vídeo, es recomendable consultar con un abogado o experto en la legislación vigente.